La primera cita sale bien: voló 2,300 km para conocerla, y una semana después viven juntos

Comentarios