Viajó 28 horas para ver a su equipo favorito; al llegar se dio cuenta que se equivocó de ciudad

Comentarios