Teoría sugiere que vivimos en una simulación como los SIMS… y la idea no suena tan loca

Comentarios