Se fue de fiesta con sus amigos y despertó 2 mil kilómetros lejos, con un ojo morado y sin memoria

Comentarios