Podrás odiar a Arjona, pero amarás a su hija: se llama Adria y es lo único bueno que ha hecho

Comentarios