Es real y asusta: Cada vez más padres están poniéndole a sus hijos nombres de Pokemones

Comentarios