La hamburguesa más cara del mundo: cuesta 2,300 dólares y literalmente está hecha de oro

Comentarios