Japón tiene tantas casas abandonadas que el gobierno las está regalando; ¿quién quiere una?

Comentarios