Gastó una fortuna para convertirse en una muñeca inflable real; y le faltan más operaciones

Comentarios