El Hachi de la vida actual; espera a su amo 12 horas todos los días en la estación del tren

Comentarios