Este hombre tiene, quizá, el peor empleo del mundo; no te volverás a quejar del tuyo

Comentarios