Compró unos cartuchos usados de Nintendo; lo que encontró en su interior lo obligó a llamar a la policía

Comentarios