Los roedores ‘hipster’ serán una realidad; abren en San Francisco el primer Café para ratas

Comentarios