Primero los chongos, ¿y ahora collares? ¡Detengamos estas modas para “hombres”!

Comentarios